corazondetintaCorazón de Tinta es una novela fantástica, la primera de la Trilogía Mundo de Tinta de la escritora alemana Cornelia Funke. Esta novela llegó a mis manos después de haber visto la película y considerar como reto comprarme la novela. Pasaron algunos meses, estaba terminando el quinto de secundaria, cuando me la encontré en una pequeña feria de libros usados que hacía la Fundación Familias Unidas en mi ciudad. Por un costo cómodo de 10 Córdobas.

Esta novela que me ha gustado por dos cosas: sus personajes y su historia. Sus personajes me llamaron la atención porque mantenían el hilo de la historia y centrada mi atención en sus actos y en sus escenarios, la historia me gustó porque aparte de ser sencilla es fascinante como se desenvuelve entre libros viejos, nuevos, usados, maltratados…

Los capítulos en Corazón de Tinta están nombrados y posteriormente llevan una especie de epígrafe de algún autor famoso –posiblemente se haya inspirado la autora para ese capítulo-. Los capítulos no son todos parejos en cuanto a su cantidad de hojas, hay unos largos y otros cortos.

Lo impresionante de esto fue el detenerme y recordarme de algunos personajes aun después de muchos años de haberla leído, la leería muchas veces más.

Los personajes más emblemáticos o que por su personalidad calaron en mi fueron:

Elinor: Ésta señora a pesar de su fanfarronería, sus estupendos libros, sus estantes llenos de libros desde el piso hasta el techo, sus bibliotecas, sus colecciones, me encantó su manera tan sutil de tratar los libros, como si fueran sus mejores amigos. El cuidado que le da a cada uno es impresionante, pero esto es nada, para comprenderla hay que leer el libro.

Meggie: A pesar de parecerme algo zonza, me gustó sus habilidades para lograr cosas que todos deseáramos lograr como las que hace al final del libro que las consideré maravillosas.

Mortimert (Lengua de Brujo): Su don extraordinario y maldito que le destrozan la existencia y su capacidad de disciplina en la búsqueda de Corazón de Tinta en todos los lugares a donde va.

Farid: Este joven extraído de otros mundos que llegó a encantarme por su dulzura y presteza, me fascino por las descripciones de la escritora al respecto de su mirar, eso aún está presente en mis recuerdos y creo que hasta he llegado a soñar con miradas similares.

Dedo polvoriento: Por su aparente egoísmo me cayó muy mal, pero es de entender en algunos aspectos. Un hombre sufrido que a pesar de estar lejos de todo cuanto ama siempre espera volver a eso que tanto lo espera.

La historia es digna de ser leída. Para los amantes de libros, esta es una recomendada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s