jose-leon-sanchez-la-isla-de-los-hombres-solos-costarica
Portada: La Isla de los Hombres Solos. José León Sánchez. Costa Rica.

Ficha Técnica

Título: La Isla de los hombres solos.
Autor: José León Sánchez
Editorial: Asociación Cultural Teatro Espressivo.
País: Costa Rica
Año: 2016
ISBN: 978-9930-531-00-7

Sinopsis

La Isla de los hombres solos cuenta la historia de Jacinto quien injustamente es sentenciado por las autoridades de su tiempo a pasar de por vida en la cárcel de la Isla San Lucas donde pasará diversos maltratos, relaciones de los presos, zoofilias y experiencias homoeróticas.

Comentario

15380507_10210212145411984_3180250089642557606_n.jpg
Momentos emocionantes al finalizar la novela.

Descubrí la existencia de la novela a través de la televisión costarricense. Sentado en la sala viendo tv se me ocurrió pasar canales y en uno nacional estaban presentando el documental sobre la historia del autor. Supe del libro y de la adaptación al teatro de la misma. Pensé: -debo leerla. Pero jamás pensé que llegaría tan pronto. Pienso que los libros nos encuentran y a este lo encontré en una librería de San José y ha sido mi autoregalo navideño.

Lo interesante de esta novela radica entre la experiencia del autor de haber estado verdaderamente preso por un acto que no cometió y la experiencia personal de haber sido dentro del presidio de San Lucas. Es una novela de mucho sufrimiento pero a la vez que deja entrever que el hombre que tiene su esperanza puesta en su verdad, logra a pesar de todos los riesgos sobrevivir y dar testimonio de que nada es para siempre. Si la lucha interna y el dolor por saber que injustamente se está ahí lo invaden, lo hacen también la necesidad de sentirse afectivamente valorado como persona, cosa que en el presidio nunca se dio, sino hasta que la revolución del 48 comenzó a tener impacto en la sociedad costarricense y por ende del penal.

Cuando la novela se lee te das cuenta que tiene la estructura de una entrevista, la cual, no se han colocado las preguntas, solo las respuestas y unos vagos enlaces que hace Jacinto con el entrevistador. De esa forma se percibe cierto aire de dureza pero a la vez de lo cómico que llega a ser el relator.

El título estará presente en toda la novela. Todo el ambiente gira en torno a esa realidad, a su crítica espiritual de soledad, a su sentir psicológico. Presenta cómo se desarrolla la vida dentro de un penal, cómo se habla, cómo se siente. Te adentra tanto en esa realidad que algunos momentos te detienes a pensar que cómo es posible que haya personas capaces de hacer sufrir a otros a tal punto que pierden su humanidad, ambos, tanto el verdugo como la víctima. Te ríes de sus chistes, de sus cuentos, de sus experiencias y no porque sean chistosas leer los sufrimientos de otros, sino porque la novela de no ser por esa forma te sumiría en un ambiente demasiado tenso.

La escritura es muy sobria, fácil de leer, con muchas expresiones locales. Se narra la forma de hablar de algunos. Escrita entre lo poético y lo novelado tienes la sensación de escucharlo frente a vos que te cuenta su historia. Aquí te adentras en una experiencia de diálogo lejos de un lector pasivo como algunas novelas. Es la magia de esta en especial.

Cuando leía esta novela recordaba a Gioconda Belli con su novela “Sofía de los presagios” que lleva ese mismo estilo de escritura, entre lo poético y lo novelado.

A diferencia de otras novelas que debes regresar al capítulo primero para comenzar a entender la misma desde ciertos puntos (Cometas en el cielo, María la noche) ésta desde el inicio sabes cómo se va desarrollando. A través de cartas, oraciones, sueños, anécdotas, va exponiendo las situaciones. Hay mención de personajes históricos dentro de la revolución del 48 y otros ejemplos que se van adhiriendo al relato que no dejan de ser interesantes sin llegar a ser cansados.

El libro tiene dos prólogos, el primero del autor el que escribió desde la Penitenciaría Central de San José en 1950 y el segundo Ángel María De Lera director del Mirador Literario de la ABC de Madrid; ambos dan unas pinceladas del relato, pero que no llenan el vacío interno del querer saber que pasa en la narración. No son partes ni complementarias, ni necesarias, tampoco sobran ni faltan. Son neutrales.

La portada deja entrever lo que la novela plasma, soledad, distancia, maltrato, la negrura del corazón del hombre cuando pierde su humanidad y el verde del bosque que es la esperanza de Jacinto de todos aquellos que estando ahí ansían la libertad y por ella son capaces de morir.

El final de la novela creo que es justo en cuanto que era lo que tanto deseaba Jacinto e injusto porque la realidad es así: la justicia es ciega y el odio puede más -muchas veces- que la verdad. La paciencia y esperanza del personaje le permite lograr ver la luz de aquello que tanto deseo pero al mismo tiempo consciente de que mucho perdió en el camino.

Tiene una pequeña biografía del autor.

Recomendación

Es una novela que si recomiendo y no solo para leerse una vez, sino muchas veces en la vida. A parte de la experiencia literaria esta la experiencia humana y los valores que la misma de forma intrínseca lleva en su interior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s