jostein-gaarder-vita-brevis
Autor: Jostein Gaarder
Título Original: Vita brevis. Floria Aemilias brev til Aurel Augustin
Título traducido: Vita Brevis
Traductores: Kirsti Baggethum y Asunción Lorenzo
Edición: 5° (2002)
Editorial: Siruela/Bolsillo

Hay libros que nos permiten dilucidar posibles hechos y hasta nos llenan de morbo ante lagunas inconclusas de personajes como el famoso pecador y santo Agustín de Hipona.

Conseguí el libro en una esquina de San José donde siempre paso viendo libros (un puestito ambulante de un señor que siempre le regateo los precios o me hace combos de dos o tres libros por precios encantadores). En una primera impresión del libro me llamaron la atención algunos detalles. El primero que era de Jostein Gaarder y pensé inmediatamente en El mundo de Sofía, el segundo que al volterar el libro para buscar la reseña, supe que hablaba de Agustín y su amante Floria, dato que me lleno de morbo porque nunca se ha conocido de forma oficial nombre alguno de dicha mujer. Tercero que en el prólogo el autor dice que dicho texto si existe y que él lo encontró el Argentina durante su estadía en una feria internacional del libro.

Descripción de la novela

VITA BREVIS es una carta escrita -según el autor- por Floria Emilia la supuesta amante que Agustín tuvo antes de su conversión. En ella detalla aspectos que estan relacionados exclusivamente con la vida descrita por el Padre de la Iglesia en sus famosas Confesiones, que hasta donde Floria expresa, no confiezan el todo de su vida, sino detalles pasajeros. Floria hará de la carta un sin numero de reproches que dejan entrever su mundo transformado por la conversión de su amante. Expone sus dudas sobre temas teológicos y filósoficos del obispo así como sus percepciones filósoficas desde los escritores latinos que Aurelio leyó en su tiempo.

Floria inicia su carta de una manera difícil para ella, es consciente que ya no es su “pequeño y divertido Aurelio” sino el Obispo de Hipona (p.19). Tras el primer párrafo introductorio, comienza escribiendo lo que debe escribir:

Te escribo porque el sacerdote de Cartago me ha
dado a leer tus confesiones. Piensa que tus libros pueden
resultar edificantes para una mujer como yo. Durante
muchos años he pertenecido a esta iglesia en calidad
de catecúmena, pero no quiero recibir el bautismo,
Aurelio. No me lo impide el Nazareno, tampoco los cuatro evangelios, pero no quiero ser bautizada (pp.19-20).

Posterior a ese párrafo inmediatamente comienza un análisis directo de las Confesiones, que ha leído y releído. Al conocer al Agustín inconverso, sabe por donde poner el dedo y en cual herida.En la carta expone sus dudas, miedos, confidencias, describe hechos que las Confesiones no describen y otros que la historia no ha dado a conocer. Es una mujer como ninguna en su tiempo, puesto que expresa que leyó “todo cuanto encontré sobre filosofía porque necesitaba averiguar qué había en esta disciplina, capaz de separar a unos amantes” (p.25). La razón de saber de filosofía no es el amor a ella, sino el amor mismo que tenía por Aurelio y el querer saber lo que él sabía, enfrentarlo con conocimiento de causa filosófica e histórica.

Si Agustín juega de vivo con su teología del pecado y de la moral sexual (“apetencias de la carnes“(p.46), ella sabe que dichas apetencias no son contrarias al querer de Dios, pero que Agustín es ahora posiblemente más infeliz que antes. El problema de Agustín radicaba -según Floria- en el extremismo de “a muchos hombres les avergüenza más el cultivar la amistad con una mujer que sembrar con ella el amor de la carne, aunque luego culpan a este amor carnal de imposibilitar la amistad sincera con una mujer” (pp.46-47) de modo que se ve en el contacto con la mujer un pecado de concupiscencia.

La carta va presentando los personajes de las Confesiones desde la visión de Floria. Un sentido crítico concreto, sincero, sin miedo, abierto, consciente del papel que cada personaje ha jugado en la vida de Agustín antes, durante y después de su conversión. De esta manera muestra una Mónica que rebasa el límite de lo cristiano a tal punto que podría pensarse de ella que era mezquina y grosera, pero con un carácter fuerte. Capaz de todo por lograr de su hijo “la salvación“, de modo que “consiguió que te casaras y bautizaras a la vez” (p.98) pero no con la joven que Mónica quería, sino con la Santa Madre Iglesia de Jesucristo.

El dolor que padeció al respecto de la muerte de su hijo. Las intrigas de Mónica y tantas cosas que ella percibe desde un contexto atribulado por cómo se desarrollaron los hechos y desde cómo logró percibirse dentro de esa historia. Agustín no era una mansa paloma -desde el relato de Floria-, puesto que una vez convertido se vio con Floria en Roma, estuvieron juntos unos días en un lugar que él alquiló y ahí la golpeó  fuertemente a tal punto que, relata Floria:

me convertí en algo a lo que no podías sencillamente dar la espalda con el fin de salvar tu alma: me había convertido en el sangrante chivo expiatorio necesario para que se te abrieran las puertas del cielo. No olvidaré cómo lloraste luego. Habías dejado de golpearme, pero mi cuerpo tenía ya heridas que sangraban.
Llorabas y me consolabas, rogándome perdón. Que todo
había cambiado mucho desde la ausencia de Mónica,  argumentabas. Juntaste las manos y nos pediste perdón a Dios y a mí. Fuiste a buscar telas para vendar mis heridas. Yo sólo sentía frío y miedo, frío porque sangraba, miedo porque había visto una especie de maldad que no sospechaba (p.113).

De modo que Floria pasó a ser dentro del mundo de Agustín como la causa de pecado. Contrastado a la teología agustiniana tiene sentido.

Comentario personal

La carta de Floria es especial. Dígamos que me gusta ella. Tiene carácter, es fuerte, sabe qué escribir y cómo escribirlo. Es audaz. Es escrito me llama la atención porque intenta ubicar al lector desde otra perspectiva al respecto del Santo varón. Floria deja de ser una simple mujer desconocida, para tener nombre, voz, sentido y conocimiento de causa y hecho.

Si no creo que el escrito haya sido encontrado o que de verdad exista. El Codex Floriae de haber existido realmente habría tenido otra significación en el proceso histórico tanto de la Conquista como de la tradición en hispanoamérica. De haber sido real y haber sido sometido al proceso de copiado a mano, cabría toda la posibilidad de haber sido alterado y pues ya deja de tener sentido.  Ya el Jostein dice que “conocía bien la biografía de Agustín” (p.8) y siendo filósofo sería un pecado desconocerla. Aun mas por dicho conocimiento que tiene de su filosofía es que tiene las bases necesarias y indispensables para escribir una epístola con tales detalles.

Es un escrito que dentro de la etiqueta feminista gozaría de gran elogio y puesto que siempre se busca como “defender” postulados en favor de la mujer, en su momento ganará gran auge. Pero no creo que sea real, pero si marca una experiencia lineal entre el relato agustiniano y las posibles razones de su conversión, deja a su imaginación el cómo se dieron algunos hechos.

La psicología de Floria es encantadora y su conciencia de mujer y su sentido de ser parte de un todo en la historia que relata. Ella no reclama más de lo que le corresponde reclamar pero también no deja de hacer sentir a Agustín una ser despreciable por echarle la culpa de hechos que no le competen a ella, como el pecado. Además, ubicándonos en el espacio temporal que pretende relatar la carta es entendible dichas reacciones de Agustín y de Floria diríamos que es una mujer capaz de defenderse.  Talvés el autor se haya inspirado en Hipatia de Alejandría para redactar la psicología de Floria, e intentara hacer de ella una reelaboración de su persona como mujer.

En todo caso es un texto que vale la pena leerse, es corto, no aburre, lo pone a pensar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s