Yo estaba vestido de Habanero
tú dijiste adiós con la mirada
mientras que sonaba un tan Romeo
en un balcón de la vieja Habana

No hay nada más perro que el amor
porque muerde siempre antes que ladra
Me latió tan fuerte el corazón
me dijiste “ven” desde la barra

Y yo te dije “niña te invito a un mojito”
tú me dejaste clarito que la cosa no iba así
(oye la cosa no va así)
Y fue entonces cuando le pedí a la virgen
de la caridad del pobre que intercediera por mí
(ay que intercediera por mi)
De repente, tú cambiaste de semblante
me empezaste a ver galante, yo te dije “eres mi atril”
Fuimos solo dos extraños y han pasado ya diez años

Mi amor propio se quedó en los huesos
que venga contigo. Me dijiste
Dejó de sonar el tal Romeo
le llegó el turno a Silvio Rodríguez
Y a lomos de un unicornio azul
te perdiste por el malecón
Yo me hice la señal de la cruz
tú no me dejaste otra elección

Y yo te dije “niña te invito a un mojito”
tú me dejaste clarito que la cosa no iba así (oye la cosa no va así)
Y fue entonces cuando le pedí a la virgen
de la caridad del pobre que intercediera por mi (ay que intercediera por mi)
De repente, tú cambiaste de semblante
me empezaste a ver galante, yo te dije “eres mi atril”
Luego por fin bailamos, yo prometí no pisarte
Tú eras cien libras de arte y me empezaste a acalorar (tú me empezaste a acalorar)
me volviste, mi amor loco de remate
tus labios de chocolate, me invitaron a pecar (ay me invitaron a pecar)
Y me dijiste “no todas somos iguales”
y mis manos ilegales comenzaron a temblar
Fuimos solo dos extraños y han pasado ya 10 años…

Desde que estamos juntos…
porque volví a buscarte
yo te pedí perdón, me hiciste arrodillarme
Desde que estamos juntos…
mi cielo el de tu boca
y a cinco bajo cero sigue estorbando la ropa
Desde que estamos juntos…
me muero por tus pecas
me licencie en tus piernas y en tu piel tengo una beca
Desde que estamos juntos…
me ando quitando el sombrero
que del melocotón ardiente como el ron mi dulce flor de enero
Desde que estamos juntos…
Oye que Cuba es Cuba y lo demás boberias
aay con frecuencia cubana, Melendi llegó a la Habana
Desde que estamos juntos…
ay por Dios, se formo tremendo lío
Melendi con su saborio, ¿quien lo iba a decir?

Desde que estamos juntos…
vente a la Habana a vivir, mi pana, ay Dios
candela, se formó la gozadera rumbera.

Hoy les dejo una canción y una letra hermosa. Es del cantante Melendi en la voz de Kevin y Karla.

¿Qué les parece?

Anuncios

Esta noche es para amar – Luis Fonsi

 

Todo está en calma
El día terminó
Que frescura la noche trae
Cuando cae el sol

Tiempo encantado
Llega sin sentir
Y es ideal que un guerrero como yo
Viva junto a ti

Esta noche es para amar (amar)
Todo listo está
Y las estrellas resplandecerán
Romance irradiarán
Esta noche es para amar (amar)
Quiero compartir
El destino nos trajo hasta aquí
Para revivir

Siempre hay un instante, si quieres aprender
Que en la vida para todos hay pruebas que vencer
Ese ser salvaje que habita en tu interior
Es el rey que gobierna todo aquel
Lleno de valor

Esta noche es para amar
Todo listo está y
Las estrellas resplandecerán
Romance irradiarán
Esta noche es para amar
Quiero Compartir
El destino nos trajo hasta aquí
Para revivir

El destino nos trajo hasta aquí
Para revivir.

Hoy es una canción sencilla pero a la vez con una letra que me gusta mucho. La versión es de Luis Fonsi, fue la que se usó para la película del Rey León precisamente en una escena romántica entre Simba y su leona enamorada.

Básicamente muestra las emociones y sentimientos o los espacios propicios para una noche de amor, de ahí el uso del resplandor de las estrellas, todo ha confluido para que ellos estén en ese momento ahí y obviamente así nos sentimos cuando estamos enamorados “pepiados” de alguien.

La estrofa inicial da la sensación de un día tranquilo pero ya las siguientes denotan el espacio propicio para el amor.

Disfruten de una canción que junto a una letra sencilla lleva una voz que se adapta muy bien al momento.

 

Nos leemos al rato.

Latinoamérica -Calle 13

Para no centrar mi atención solamente en las novelas, haremos algunos días o especialmente los viernes, un análisis de canción. Para ello, no pretendo presentar algo estrictamente crítico sino un comentario de mi parecer a partir de la letra y elementos que conozca o investigue de la canción  y el artista. Damos inicio a esta aventura, con la canción Latinoamérica de Calle 13.

Soy
Soy lo que dejaron
Soy toda la sobra de lo que te robaron
Un pueblo escondido en la cima
Mi piel es de cuero por eso aguanta cualquier clima
Soy una fábrica de humo
Mano de obra campesina para tu consumo
Frente de frío en el medio del verano
El amor en los tiempos del cólera, mi hermano
El sol que nace y el día que muere
Con los mejores atardeceres
Soy el desarrollo en carne viva
Un discurso político sin saliva
Las caras más bonitas que he conocido
Soy la fotografía de un desaparecido
La sangre dentro de tus venas
Soy un pedazo de tierra que vale la pena
Soy una canasta con frijoles
Soy Maradona contra Inglaterra anotándote dos goles
Soy lo que sostiene mi bandera
La espina dorsal del planeta es mi cordillera
Soy lo que me enseño mi padre
El que no quiere a su patria no quiere a su madre
Soy américa latina
Un pueblo sin piernas pero que camina, oye
Tú no puedes comprar al viento
Tú no puedes comprar al sol
Tú no puedes comprar la lluvia
Tú no puedes comprar el calor
Tú no puedes comprar las nubes
Tú no puedes comprar los colores
Tú no puedes comprar mi alegría
Tú no puedes comprar mis dolores
Tú no puedes comprar al viento
Tú no puedes comprar al sol
Tú no puedes comprar la lluvia
Tú no puedes comprar el calor
Tú no puedes comprar las nubes
Tú no puedes comprar los colores
Tú no puedes comprar mi alegría
Tú no puedes comprar mis dolores
Tengo los lagos, tengo los ríos
Tengo mis dientes pa’cuando me sonrío
La nieve que maquilla mis montañas
Tengo el sol que me seca y la lluvia que me baña
Un desierto embriagado con bellos de un trago de pulque
Para cantar con los coyotes, todo lo que necesito
Tengo mis pulmones respirando azul clarito
La altura que sofoca
Soy las muelas de mi boca mascando coca
El otoño con sus hojas desmalladas
Los versos escritos bajo la noche estrellada
Una viña repleta de uvas
Un cañaveral bajo el sol en Cuba
Soy el mar caribe que vigila las casitas
Haciendo rituales de agua bendita
El viento que peina mi cabello
Soy todos los santos que cuelgan de mi cuello
El jugo de mi lucha no es artificial
Porque el abono de mi tierra es natural
Tú no puedes comprar al viento
Tú no puedes comprar al sol
Tú no puedes comprar la lluvia
Tú no puedes comprar el calor
Tú no puedes comprar las nubes
Tú no puedes comprar los colores
Tú no puedes comprar mi alegría
Tú no puedes comprar mis dolores
Não se pode comprar o vento
Não se pode comprar o sol
Não se pode comprar a chuva
Não se pode comprar o calor
Não se pode comprar as nuvens
Não se pode comprar as cores
Não se pode comprar minha’legria
Não se pode comprar minhas dores
No puedes comprar al sol
No puedes comprar la lluvia
Vamos caminando
Vamos dibujando el camino
No puedes comprar mi vida
Mi tierra no se vende
Trabajo bruto pero con orgullo
Aquí se comparte, lo mío es tuyo
Este pueblo no se ahoga con marullos
Y si se derrumba yo lo reconstruyo
Tampoco pestañeo cuando te miro
Para que recuerdes mi apellido
La operación cóndor invadiendo mi nido
Perdono pero nunca olvido, oye
Aquí se respira lucha
(Vamos caminando)
Yo canto porque se escucha (vamos caminando)
Aquí estamos de pie
Que viva la América
No puedes comprar mi vida.

Comentario

Lo primero que hay que decir es que está canción define la visión personal del grupo Calle 13 sobre su visión de Latinoamérica, de ahí la simbología que usa y los demás elementos.

Créditos de la canción

Según la información recopilada la canción fue escrita por rafael Ignacio Arcaunte, Educardo Cabra, René Pérez. Con derechos de autor a favor de las empresas disqueras EMI Music Publishing, Sony/ATV Music Publishing LLC, Warner/Chappell Music, Inc, Sadaic Latin Copyrights, Inc. La canción fue publicada el 27 de septiembre del 2011. Ha ganado gran popularidad la canción en muchos países latinos y varias nominaciones a diversos premios internacionales.

Análisis

La canción que se presenta tiene 11 estrofas que suman 96 versos. Esta estructura se aplica a esta versión de letra ya que desconozco la estructura original de la canción, aplica aquí el duplicado de los coros.

Lo primero que deja claro el cantante es “Soy“, de ahí partimos para definir su visión personal de  lo que quiere presentarnos, dicha experiencia estará acompañada por la voz de dos mujeres: La colombiana Totó la Momposina , la peruana Susana Baca y la brasileña Maria Rita. Ellas complementaran excelentemente la canción en cuanto a voz y posiblemente encontremos razones culturales para su inserción en la canción.

Primera Estrofa

Soy
Soy lo que dejaron
Soy toda la sobra de lo que te robaron
Un pueblo escondido en la cima
Mi piel es de cuero por eso aguanta cualquier clima
Soy una fábrica de humo
Mano de obra campesina para tu consumo
Frente de frío en el medio del verano
El amor en los tiempos del cólera, mi hermano
El sol que nace y el día que muere
Con los mejores atardeceres
Soy el desarrollo en carne viva
Un discurso político sin saliva
Las caras más bonitas que he conocido
Soy la fotografía de un desaparecido
La sangre dentro de tus venas
Soy un pedazo de tierra que vale la pena
Soy una canasta con frijoles
Soy Maradona contra Inglaterra anotándote dos goles
Soy lo que sostiene mi bandera
La espina dorsal del planeta es mi cordillera
Soy lo que me enseñó mi padre
El que no quiere a su patria no quiere a su madre
Soy américa latina
Un pueblo sin piernas pero que camina, oye

Todos conocemos y sabemos de la ideología política de Calle 13, además de su negativa a toda actuación de la religión. Ve en esos dos elementos parte de lo que da razón a los primeros versos. El es el resultado de aquello que ya no queda pero que la Conquista se llevó a España o Portugal. El se reconoce como aquello que ha sobrado de toda la destrucción acaecida en esa época dolorosa para Latinoamérica. La canción va definiendo características y valores que son primordiales de los latinos, su fuerza y trabajo bajo el sol, darán como resultado una piel que aguanta la fuerza del sol.

Residente y Latinoamerica son uno, él es “una fáblica de humo, mano de obra campesina” para el consumo de otros, el del que hace uso define al otro, pero un otro externo, a la vez, adelante hablará de un “discurso político sin saliva” que al fin y al cabo termina siendo una realidad del continente.

El hace uso de “el amor en los timpos del cólera” para expresar que aun en medio de la deschicha hay razones para seguir adelante, ante todo es una expresión prestada de Gabo Márquez que a la vez, exponiendo la experiencia colombiana que hace Márquez en su novela, Residente la siente parte de una realidad continental. Latinoamerica lejos de ser el despojo de la Conquista es también un paraiso con los “mejores atardeceres”.

No es extraño que use la expresión “el desarrollo en carne viva” debido a que muchos países latinoamericanos viven a expensas de los países ricos, que esclavizan a los pobres para logran ganancias exorbitantes, a costilla de los pobres que trabajan bajo el sol en condiciones deprorables. El es la fotografía de un desaparecido, en ese momento en que la canción sale a la luz se generan grandes movimientos sociales en México y sienten los pueblos una gran identificación con la canción. El caso de las mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez, los casos de desaparecidos en países como Colombia, Honduras, México, Nicaragua durante la guerra de la revolución. Residente se siente parte de toda esa realidad de los países que lucharon por su libertad.

“La sangre dentro de tus venas”, de la de todos, porque dentro de su visión él esta inmerso en cada uno como lo es la identidad cultural que da arraigo a cada individuo de cada pueblo. Él es la sangre dentro de las venas de América Latina, es él el que corre en su interior. Y todos los hijos de ese coontinente.

Latinoamérica vale la pena, si hemos quedado despojados por los reinos católicos y posteriores a ellos y otros modernos, aún en medio de toda esa desdicha aún somos mucho, somos un “pedazo de tierra que vale la pena”. “Una canasta con frijoles” que da alimento y permite que el cultivo siga, un grano con mucha fuerza para seguir siendo lo que es y tiene: identidad y fuerza, valor, superación y a pesar de los malos tiempos, crece y produce.

Hacer eco de Maradona como un personaje que ha marcado a Latinoamérica, él ha puesto a este continente en la boca de otros, en cuestiones de fútbol, pero también el hacer eco de su nombre evoca toda una lucha antiimperielista de la que Residente admira, ambos comparten ideología política. Hace eco de esos elementos naturales: cordillera y padre. Dos experiencias importantes, puesto que un cuerpo debe ser sostenido por algo así como la bandera por un asta. Él está sostenido por lo que le enseñó su padre, su admiración y amor por su país y por Latinoamérica lo llevan a expresar que negar o no querer su país es igual a no querer a su madre, ya que ambas son eco de esa identidad que se recibe.

América Latina “un pueblo sin piernas pero que camina”, el continente como tal no tiene una generalidad económica, dentro del territorio hay países con Índices de Desarrollo Humano muy bajos y otros más altos, el continente cojea pero sigue en la lucha.

Segunda y tercera estrofa

Tú no puedes comprar al viento
Tú no puedes comprar al sol
Tú no puedes comprar la lluvia
Tú no puedes comprar el calor
Tú no puedes comprar las nubes
Tú no puedes comprar los colores
Tú no puedes comprar mi alegría
Tú no puedes comprar mis dolores
Tú no puedes comprar al viento
Tú no puedes comprar al sol
Tú no puedes comprar la lluvia
Tú no puedes comprar el calor
Tú no puedes comprar las nubes
Tú no puedes comprar los colores
Tú no puedes comprar mi alegría
Tú no puedes comprar mis dolores

Latinoamérica vive en ese año un proceso de diversas luchas por los recursos naturales. De ahí que el 12 de enero de 2011, en Chile se inicia una protesta en la región de Magallanes (Punta Arenas), en contra del alza del gas por parte del gobierno chileno. En abril Mexicali es impactada por un terremoto, y así la historia de Latinoamérica se verá marcada por desastres naturales y otros por incidencia humana. Lo que si es seguro es que el hombre no puede comprar los recursos naturales, tampoco puede comprar las alegrías y los dolores, ni los colores.

Las voces del coro están impregnadas de la fuerza femenina, Latinoamérica es nombre femenino, y su fuerza radica también en el testimonio de la mujer, en su lucha en contra de los procesos arbitrarios que el mismo ser humano a generado, o que por cuestiones de mantalidad o cultura se generan, el machismo, el patriarcado absurdo, las ideologías alienantes (Derecha e izquierda) en Suramérica, Centroamérica y Norteamérica.

Cuarta estrofa

Tengo los lagos, tengo los ríos
Tengo mis dientes pa’cuando me sonrío
La nieve que maquilla mis montañas
Tengo el sol que me seca y la lluvia que me baña
Un desierto embriagado con vellos de un trago de pulque
Para cantar con los coyotes, todo lo que necesito
Tengo mis pulmones respirando azul clarito
La altura que sofoca
Soy las muelas de mi boca mascando coca
El otoño con sus hojas desmalladas
Los versos escritos bajo la noche estrellada
Una viña repleta de uvas
Un cañaveral bajo el sol en Cuba
Soy el mar caribe que vigila las casitas
Haciendo rituales de agua bendita
El viento que peina mi cabello
Soy todos los santos que cuelgan de mi cuello
El jugo de mi lucha no es artificial
Porque el abono de mi tierra es natural

 

800px-taxdho_san_jose_28tequixquiac29
Planta de Maguey de donde se extrae el pulque.

En esta estrofa se hace alarde de aquello que como continente tenemos y que no tienen otros (conquistadores). Nuestros lagos tan genuinos en su belleza, los volcanes tan diversos y que perpetuan la fuerza del continente. La metáfora “la nieve que maquilla mis montañas” se desprende y comprende la fuerza femenina del continente pero a la vez, le hace ver al extranjero que es un espacio enarbolado de belleza natural. Al mismo tiempo él se siente parte de esa belleza y se sumerge en ese pensamiento, para salir a decir que tiene “un desierto embriagado con vellos de un trago de pulque”, toda una tradición mexicana que ha dejado bien parado al país en el exterior y que los turistas buscan a su llegada a esas zonas de producción.

“Tengo mis pulmones respinrando azúl clarito” es simbología de todo ese potencial biológico y forestal del continente. La Reserva de Biosfera del Amazonas, Bosawás, el Corredor Biológico de Mesoamérica. Las bellezas de Sierra Nevada, Montañas rocosas, las bellezas fronterizas entre Brasil y Paraguay. América es toda una fuerza y un potencial marcado en el continente para él mismo y para otros.

“Los versos escritos bajo la noche estrellada” es en referencia al poema 20 de Pablo Neruda, que lo escribe en tono de desamor y amor a la vez. Pero en la realidad de la canción puede batirse entre la idea de dejar plasmada la belleza del poeta en su canción, como un aporte al mundo de lo que Latinoamérica ha producido en cuestión de cultura. La realidad chilena con sus viñedos, las bellezas de Cuba en su producción de caña. La fuerza del mar que “vigila” cauteloso a sus moradores. La cultura santera de los países caribeños y los aportes de los negros africanos que han hecho de esta tierra un continente pluricultural y original. El viento con su fuerza que deja el pelo despeinado, posiblemente decir que “el viento que peina mi cabello” sea una ironía hacia la fuerza del mismo. Aunque el en otras canciones diga que no cree en la Iglesia, no es ajeno y no puede negar la cultura que esta misma ha implantado en el continente, a la fuerza o voluntariamente, la realidad es que, la Iglesia Católica con sus santos han hecho grandes aportes y si de espiritualidad popular se trata ha generado las bases para muchos movimientos dentro o fuera de su organización.

El “jugo”, todo lo que pueda surgir de una fruta, o lo que surja de las luchas de Latinoamérica no es nada fingido, son realidades que la misma gente ha vivido y a las que le ha explotado para buscar su libertad. Su fuerza es natural, como la fuerza de sus volcanes, de sus ríos, de su tierra.

Resto de la canción

Tú no puedes comprar al viento
Tú no puedes comprar al sol
Tú no puedes comprar la lluvia
Tú no puedes comprar el calor
Tú no puedes comprar las nubes
Tú no puedes comprar los colores
Tú no puedes comprar mi alegría
Tú no puedes comprar mis dolores
Não se pode comprar o vento
Não se pode comprar o sol
Não se pode comprar a chuva
Não se pode comprar o calor
Não se pode comprar as nuvens
Não se pode comprar as cores
Não se pode comprar minha’legria
Não se pode comprar minhas dores
No puedes comprar al sol
No puedes comprar la lluvia
Vamos caminando
Vamos dibujando el camino
No puedes comprar mi vida
Mi tierra no se vende
Trabajo bruto pero con orgullo
Aquí se comparte, lo mío es tuyo
Este pueblo no se ahoga con marullos
Y si se derrumba yo lo reconstruyo
Tampoco pestañeo cuando te miro
Para que recuerdes mi apellido
La operación cóndor invadiendo mi nido
Perdono pero nunca olvido, oye
Aquí se respira lucha
(Vamos caminando)
Yo canto porque se escucha (vamos caminando)
Aquí estamos de pie
Que viva la América
No puedes comprar mi vida.
plan-condor
Operación Condór.

El “Tú” que usa la canción está en función de otro que no es latino, o propio de la identidad cultural de un pueblo. De ahí su uso en el coro. Es interesante porque la canción tiene el título de Latinoamérica, pero el coro en ningún momento hace uso de la palabra. Y creo que la razón está en que la canción es en sí un todo de Latinoamérica. No se repiten estrofas, lo que se repite es un rotundo “no” a lo extraño que quiera destruirla. De ahí que nada de esta tierra se pueda comprar. Las mujeres son colombianas como representación de los pueblos que viven bajo el yugo de la tiranía del mismo hombre latino, la chilena que tiene mucha historia de lucha que aportar, la brasileña que es signo vivo de las luchas en favor de la tierra. Los colores de latinoamérica no se compran, ni sus recursos, ni sus alegrías que se producen por su cultura, por su realidad, su natural sintonía con la tierra. Por eso, Latinoamérica siempre estará contra la compra de su tierra. Es un continente que “va caminando, dibujando el camino”. Nada se puede comprar, “la tierra no se vende”.

El trabajo del hombre latino es bruto, sin pulir, es tosco pero real, y eso le da su valor. Un pueblo que comparte, que no tiene miramientos contra sus hermanos latinos, la lucha no es solo de los que tienen tierra, es de todos porque la tierra no tiene dueño. Un pueblo que “no se ahoga con marullos”. Marullo según la RAE en Puerto Rico y República Dominicana es una ola grande. Es decir, que América no se ahoga con grande cosas, con grandes tormentos, siempre sale a flote. Si llegara a derrumbarse se reconstruye, porque su fuerza la obliga. Los versos “tampoco pestañeo cuando te miro/ para que recuerdes mi apellido” hace eco de la altivez del latino ante aquel que quiere o quiso desacerbe de ella en la conquista y posterior. La operación Cóndor fue una estrategia política que buscaba de la de articulación de los movimientos populares, esa experiencia histórica como Latinoamérica no la olvida aunque se haya perdonado. Se presenta el cantante como alguien que no olvida el hecho pero que si ha perdonado. Proceso que le sirve para mejorar, si olvida su pasado lo repite. La operación Cóndor invadió las bases y las realidades sociales para desestabilizar los movimientos.

El final es compuesto por voces de fondo otra principal que denotan lo que hay detrás de todo. Lo entiendo como que mientras se respira lucha y se canta el mundo escucha pero no se deja de caminar. “Aquí estamos de pie” denota la posición de estar atentos al momento, a la espera, no se duermen, mantienen su dignidad de hombres y mujeres de lucha. Se culmina con dos versos impactantes a mi parecer, más aún por como suena en la canción” “Que viva la América/ no puedes comprar mi vida”, a mí en lo personal eso me conmueve, porque es la detonación y el punto final de un rotundo no a la destrucción del continente.

Aquí estamos de pie
Que viva la América
No puedes comprar mi vida.

Conclusión

Es interesante cómo puede una canción ser odiada por muchos y amada por otro tanto. La música define y aporta a un cultura y, aunque Calle 13 no se enmarca dentro de un sólo género él aporta con su singularidad a una crítica desde su visión en favor de la construcción de un mundo mejor, en este caso, le recuerda a Latinoamérica sus valores y aquellos elementos que la hacen digna de ser algo más que un trozo de tierra.

No se puede odiar o no querer toda la música, detrás de una voz entrecortada, hay toda una filosofía de vida que se descubre y realidades que se dan a conocer. Calle 13 tiene canción con excelente letra. Latinoamérica es una de ellas.